Rinoplastia

Una cara bella depende de la armonía de sus distintos elementos y es por eso que la nariz, debido a su localización, es una de las partes más importante del rostro.

La rinoplastia tiene como objetivo principal resolver los problemas estéticos de esta parte del cuerpo, mejorando su forma y apariencia, así como el resolver algún desvío o alteración de su forma.

La operación de nariz puede corregir distintos problemas como reducción o aumento de su tamaño, cambio de forma de la punta, corrección de giba ósea o joroba de nariz y desviación y/o corrección de sus ángulos.

Después de una intervención quirúrgica, se destacan rasgos que antes pasaban desapercibidos: los ojos que estaban ocultos por una desagradable nariz, cobran nueva vida y los labios que estaban sofocados por una punta exuberante, parecen ganar nuevo contorno.