Rejuvenecimiento

Además de procedimientos quirúrgicos, la cirugía plástica ofrece a los pacientes interesados en mejorar su figura, tratamientos a través de hormonas de crecimiento. Éstas, aparte de ayudar en los procesos de curación de las heridas y de regeneración de la piel, ofrece otros beneficios como aumento en la masa muscular; disminución de la grasa visceral y subcutanea; disminución de la presión sanguínea y aumento en la densidad ósea.

De la misma manera, el uso de este plasma rico en factores de creamiento mejora la función inmune; el perfil de tolerancia a la glucosa y colesterol; el gasto cardiaco y la perfusión capilar; así como el flujo coronario y la memoria.