Cirugía de mamas

La cirugía de mama puede ser de aumento, reducción o levantamiento de busto…

Aumento de busto o mamoplastia de aumento

En la actualidad, el deseo de poseer un busto bien formado, de tamaño y forma adecuada que embellezcan el contorno corporal, ha motivado a la mujer a consultar al especialista plástico. La solución es la colocación de implantes mamarios detrás de la glándula mamaria o el músculo pectoral, dependiendo de cada caso.

El proceso consiste en colocar los implantes a través de una incisión en el surco submamario o en la areola. Este procedimiento relativamente rápido, requiere reposo durante 72 horas y la aplicación de antibióticos durante unos días.

Durante el periodo de recuperación se presentará alrededor del implante un tejido cicatrizal llamado cápsula fibrosa, respuesta fisiológica ante un cuerpo extraño y cuyo objeto es aislar la prótesis del resto del organismo. Este proceso es normal y se presenta en todos los pacientes, además de no ser preocupante ya que con el tiempo el tejido se tornará blando y flexible por lo que no producirá modificaciones en el seno.

Marcas utilizadas: McGhan, CUI, Mentor, Silimed, PIP, entre otros.

Levantamiento de busto o mastopexia

Con el paso de los años las mamas pierden su forma, aplanándose en su polo superior y volviéndose péndulas, ocasionado por procesos naturales de la mujer como periodo de lactancia o el efecto de gravedad. El procedimiento quirúrgico utilizado para solucionar la estructura y posición de mamas es llamado mastopexia.

Este proceso consiste en quitar la piel sobrante, levantar las mamas y elevar el complejo areola-pezón a su posición normal. Al igual que en el aumento de mamas, este procedimiento requiere reposo y aplicación de antibiótico durante varios días, hasta que el paciente progresivamente retome sus tareas habituales.

Reducción de busto o mamoplastia de reducción

Las mamas grandes o de volumen desproporcionado causado por su peso, por la fuerza de gravedad, por la lactancia o por el simple pasar de los años, tienden fácilmente a caer. De esta manera, en la actualidad las mujeres han buscado no solo una respuesta estéticas, sino también una solución a sus problemas de postura, de dolor de espalda y de tipo psicológico.

La mastoplastia reductora, es el procedimiento que soluciona la estructura y posición mamaria. Durante este proceso se hace la resección del excedente glandular y dermo graso, así como el levantamiento de busto y posicionamiento del complejo areola-pezón.